Correo electrónico

Objetivo

El alumno identificará la utilidad del correo electrónico desde sus principales funciones en el envío y recepción de la información.

Introducción

El correo electrónico, tan fácil de utilizar, se basa en procedimientos operativos más complicados que los de la web. Para la mayoría de los usuarios, el funcionamiento es transparente, lo cual significa que no es necesario entender cómo funciona el correo electrónico para poder utilizarlo.

El correo electrónico (“E-Mail” o “Electronic Mail”) es el segundo servicio más usado de la Red Internet (el primero es la navegación por la World Wide Web). Dos personas que tengan acceso a una cuenta de correo en Internet pueden enviarse mensajes escritos desde cualquier parte del mundo a una gran velocidad. Lo normal es que un mensaje tarde entre unos pocos segundos y unos pocos minutos, dependiendo de la cantidad de texto que se envíe.

El servicio e-mail

El correo electrónico gira alrededor del uso de las casillas de correo electrónico. Cuando se envía un correo electrónico, el mensaje se enruta de servidor a servidor hasta llegar al servidor de correo electrónico del receptor. Más precisamente, el mensaje se envía al servidor del correo electrónico llamado MTA (Mail Transport Agent, Agente de Transporte de Correo) que tiene la tarea de transportarlos hacia el MTA del destinatario. En Internet, los MTA se comunican entre sí usando el protocolo SMTP, y por lo tanto se les llama servidores SMTP (o a veces servidores de correo saliente).

Luego el MTA del destinatario entrega el correo electrónico al servidor del correo entrante llamado MDA (Mail Delivery Agent, Agente de Entrega de Correo), el cual almacena el correo electrónico mientras espera que el usuario lo acepte. Existen dos protocolos principales utilizados para recuperar un correo electrónico de un MDA:

–  POP3 (Post Office Protocol, Protocolo de Oficina de Correo), el más antiguo de los dos, que se usa para recuperar el correo electrónico y, en algunos casos, dejar una copia en el servidor.

–  IMAP (Internet Message Access Protocol, Protocolo de Acceso a Mensajes de Internet), el cual se usa para coordinar el estado de los correos electrónicos (leído, eliminado, movido) a través de múltiples clientes de correo electrónico. Con IMAP, se guarda una copia de cada mensaje en el servidor, de manera que esta tarea de sincronización se pueda completar.

Por esta razón, los servidores de correo entrante se llaman servidores POP o servidores IMAP, según el protocolo usado.

Diagrama esquemático de los MTA-MDA-MUA

Usando una analogía del mundo real, los MTA actúan como la oficina de correo (el área de clasificación y de transmisión, que se encarga del transporte del mensaje); mientras que los MDA actúan como casillas o buzones de correo, que almacenan mensajes (tanto como les permita su volumen), hasta que los destinatarios controlan su buzón. Esto significa que no es necesario que los destinatarios estén conectados para poder enviarles un correo electrónico.

Para evitar que cualquiera lea los correos electrónicos de otros usuarios, el MDA está protegido por un nombre de usuario llamado registro y una contraseña.

La recuperación del correo se logra a través de un programa de software llamado MUA (Mail User Agent, Agente Usuario de Correo).

Cuando el MUA es un programa instalado en el sistema del usuario, se llama cliente de correo electrónico (tales como Mozilla Thunderbird, Microsoft Outlook, Eudora Mail, Incredimail o Lotus Notes).

Cuando se usa una interfaz de web para interactuar con el servidor de correo entrante, se llama correo electrónico.

Direcciones de Correo Electrónico

En el correo convencional hay que indicar de alguna manera la persona a la que queremos mandar una carta. Para ello, escribimos sus datos personales (Nombre y Dirección) en el sobre que contiene el texto.

En el correo electrónico se hace algo parecido. Cada carta que se envía por correo electrónico lleva asociados los datos necesarios para que la carta llegue a su destino. Uno de estos datos es la dirección electrónica de la persona a la que enviamos la carta.

La dirección de correo completa es la unión del alías y del nombre de dominio del Proveedor, separados por una arroba: “@”.

Microsoft Outlook

Microsoft Outlook permite administrar varias cuentas de correo electrónico desde un único lugar. Puede administrar mensajes de varios buzones y sincronizar varias cuentas de correo electrónico, tales como Hotmail, GMail o algún otro proveedor, además de:

–  Manejar grandes volúmenes de correo y personaliza tareas comunes con un solo click.

–  Búsquedas fáciles y accesibles.

–  Mensajes llamativos gracias a las herramientas de Office.

–  Interfaz gráfica del usuario con la cinta de opciones en todas las vistas.

–  Avisos de “Póngase en contacto”, en las tarjetas con detalles de todos los participantes de mensajes registrados en la GAL (Global Access List).

–  Agrupación de conversaciones por carpetas o por cuentas separadas.

–  Mejoras en la barra “Tareas Pendientes”.

–  Opción “La gente del panel” y presentación de redes sociales.

Para crear una cuenta en Microsoft Outlook:

–  En la ficha Archivo, dar click en Agregar Cuenta.

–  En la siguiente ventana seleccionamos Configurar manualmente las opciones del Servidor y dar click en Siguiente.

–  Seleccionamos Correo electrónico de Internet para cuentas tipo POP o IMAP y dar click en Siguiente.

–  La siguiente ventana es donde introducimos todos los datos de la cuenta. Dichos datos nos los facilita nuestro servidor de correo a la hora de crear la cuenta.

–  De la imagen anterior, seleccionamos la opción del recuadro azul, de esta manera se muestra el siguiente cuadro (1) de diálogo:

–  Pulsar Examinar localizamos y seleccionamos el archivo de datos (PST). Esta opción sirve, por ejemplo, para trabajar con un único PST y tener todas las cuentas configuradas en él, manteniendo todos los mensajes en el mismo. Pulsamos Aceptar.

–  Ahora en el cuadro de diálogo(2) seleccionamos Nuevo archivo de datos de Outlook, nos va a crear un nuevo PST en la carpeta Mis documentos\Archivos de Outlook, lo va a llamar como llamemos a la cuenta dentro de Más configuraciones.

–  Pulsar en el botón  para acceder a configurar otros datos.

–  En la ficha General introducimos un nombre que nos ayude a identificar la cuenta, también podemos introducir el nombre de la Compañía y si queremos que las respuestas a nuestros mensajes lleguen a otra cuenta, añadimos la otra dirección en la casilla.

–  En la ficha Servidor de salida y según la configuración que nos haya facilitado el servidor, deberemos marcar Mi servidor de salida requiere autentificación y Utilizar la misma configuración que mi servidor de correo de entrada (opción cada vez más utilizada por los servidores).

–  En la ficha Avanzadas y si así se requiere tendremos que modificar los puertos utilizados y el tipo de conexión cifrada tanto en el POP3 como en el SMTP (datos facilitados por el servidor).

–  Al pulsar Aceptar volvemos a la pantalla de los datos y tenemos la opción (activada por defecto) de Probar la configuración de la cuenta… pulsando en el botón.

o siguiente podemos verificar si todo está correcto.

–  Si recibimos errores deberemos revisar los datos y probarlo de nuevo.

–  Cuando todo esté correcto pulsamos en Finalizar.

Cuando queramos revisar la configuración de las cuentas configuradas, pulsamos en Archivo- Configuración de la cuenta – Configuración de la cuenta.

Entramos en una pantalla con la ficha para gestionarlas: Podemos crear nuevas (Nuevo), cambiar los datos de las ya configuradas (Cambiar), eliminarlas (Quitar), ordenarlas.

Y también modificar dónde se entregan los mensajes de dicha cuenta (Cuenta 1), pulsando en Cambiar carpeta.

Al dar click podemos seleccionar:

 una Nueva Carpeta o

 un Nuevo archivo de datos de Outlook.

Al dar click en Nueva carpeta le damos un nombre:

El resultado es:

Resumen

Las ventajas del correo electrónico son muchas: es inmediato, se recibe a los pocos minutos de haber sido enviado; es sumamente cómodo, te permite enviarlo desde casa (al compararlo con el correo tradicional); el costo no varía en función de la ubicación física del destinatario, resultando realmente económico; es dinámico, ya que te permite la posibilidad de recibir tu correo aunque no estés en el lugar donde lo usas habitualmente.

Evaluación

Instrucciones. Con el fin de proporcionar mejores resultados en su aprendizaje del módulo “Correo electrónico”, lleve a cabo las actividades siguientes:

  1. ¿Cómo funciona el correo electrónico? (puntaje 1,Un punto)
  2. Describa tres utilidades en beneficio de su función laboral al emplear el correo electrónico. (Puntaje 3, Un punto por descripción)
  3. ¿Para qué crear una cuenta de correo electrónico? (Puntaje, 1Un punto)
  4. Explique las etiquetas “De, Para…, CC…, Asunto, Adjunto” de la ventana de Microsoft Outlook al enviar un mensaje en el correo electrónico. (Puntaje 5, Un punto por etiqueta explicada)
  5. ¿Qué utilidad tienen las dos opciones de “Entregar nuevos mensajes a:” de la ventana “Agregar nueva cuenta” de Microsoft Outlook? (Puntaje 2, Un punto por opción)
  6. ¿Qué utilidad tiene configurar más de una cuenta en Microsoft Outlook? (Puntaje 1, Un punto)
  7. ¿Qué finalidad tienen las etiquetas “Servidor de correo entrante y Servidor de correo saliente (SMTP)” de la ventana “Agregar nueva cuenta” de Microsoft Outlook? (Puntaje máximo 2, Un punto por etiqueta).

Valor total 15 puntos

Indicador de avance: Si obtuvo 12 puntos o más de los reactivos, ha comprendido la utilidad de Microsoft Outlook. Si obtuvo menos, repase los temas y vuelva a aplicar la evaluación.

Bibliografía

Bateman, T. S., & Snell, S. (2009). Administración: liderazgo y colaboración en un mundo competitivo. México. McGraw Hill.

Ceidis.ula.ve

Gutiérrez, F. M. (2015). Las redes sociales: Una aproximación conceptual y una reflexión teórica sobre los posibles usos y gratificaciones de este fenómeno digital de masas. Revista: Estudio de

Tecnología y Comunicación.

http://es.ccm.net/

https://support.office.com

Martín, A., León, C., & López, A. (2012). Integración de Inteligencia en la MIB del Modelo OSI para la gestión de Redes de Telecomunicaciones. Inteligencia Artificial, Revista Iberoamericana de Inteligencia Artificial, 15(49), 31-43.

Tanenbaum, A. S. (2003). Redes de computadoras. Pearson Educación.

Vanegas, C. A. (2013). Redes inalámbricas (Wireless LAN) Otra Posibilidad para la Conexión y Distribución de Datos. Vínculos, 1(1), 73-85.

No olvides compartir...Share on FacebookEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page